Somos Zombis

Somos zombis, en un camino empedrado con dudas cibernéticas; la mismas que saltan y se pierden más allá de las miradas. Los corderos se tornan en lobos a base de interpretaciones a ciegas en mundos cibersocialeros, llenos de “amigos” imaginarios y los olvidos son construidos con ingratitud, a la que ahora también se le llama…

Polillas

El tema, es que no hay tema. Una mañana se levantó y se vió en el espejo y no encontró nada, ni las ganas, ni la juventud, ni la esperanza que años atrás se diluyó en algún bar intentando ahogar sus frustraciones. La escena es realmente triste. Es tanto y tan evidente lo que muestra…

A ti, mi “buen tipo”…

Sé libre; nunca te detengas” No tengo mucho que decir; como siempre, contigo es más de sentir. Tus palabras siguen intactas en el sector de mi cerebro que no entiende de realidades. Soy reproductor, a veces, de tu filosofía que me sigue enajenando; de tus argumentos llenos de vehemencia que quieren convencer al mundo que Dios…

Disidente

Soy disiente de mi entorno. Cada paso que doy está acompañado de la crítica; soy la parte álgida que nadie quiere oír para no tener que salir de la cama en donde se construyen sueños patéticos y cómodos, justo como a ti te sucede. Y es que soy tu parte incómoda. Tan incómoda como necesaria;…

A ella…

A mi madre… Tu renuncia callada, tu fuerza sin falsas poses, tu arroz, tu alma; tu mano en mis noches de fantasmas. Tu presencia que aclimata, tus zanahorias con queso y esperanza. Tú, en una pieza, cuando el sustento faltaba, tu estoica manera de decirme, calma. Tus manos sanadoras en mis heridas, llenas de tierra y sudor…

Pobre Tarde

La Tarde se cubre de luz en el preludio de la noche y se enamora de siluetas que danzan eróticamente entre los últimos destellos del día. Sueña, se imagina etérea sin ataduras a ciclos que la condenan a revivir una y otra y otra vez sin escape. La Tarde quiere ser libre y huir de la rutina que la…

Mírame siempre

  Nada desvía nuestras miradas; parvadas de miedos sobrevuelan nuestras dudas sobre el futuro y las ponen a prueba fingiendo que nos devorarán en cuanto dejen  de graznar. Me siento seguro en el remanso de tu fe y me animo a caminar entre las aterciopeladas alas de los ángeles con los que platicas en las noches,…